¿Por qué la PFN?

¿Qué es la Planificación Familiar Natural (PFN)? ¿Por qué debo preocuparme por aprenderlo? ¿Para qué sirve aprender un método así? Tomar una pastilla, ponerse un condón, o ir al médico para que me inserten un aparato inter-útero es mucho más fácil, ¿no? De todos modos, ¿por qué debe tener algo que decir en nuestra planificación familiar la iglesia? ¡Eso es algo personal!

Estas son algunas preguntas típicas que algunas parejas tienen cuando aprenden de las enseñanzas de la Iglesia sobre el sexo y el matrimonio. Puede ser que usted nunca había encontrado estas enseñanzas hasta que comenzó su programa de preparación prematrimonial. Algunas personas se enojan, otros quedan sorprendidos, y otros más están confundidos al ver que la Iglesia se opone firmemente el uso de cualquier contraceptivo, hormonal or no-hormonal.

¿Qué? ¿Por qué no debo usar los contraceptivos?

Cuando se introdujo “la píldora,” fue revolucionario. Las mujeres nunca habían sentido antes tan en control de su potencia reproductiva. Todos sabemos lo que ocurrió después. Todo empezó a cambiar; la composición de la fuerza laboral, la tasa de divorcio, etc. Desde entonces, cada nueva variación de anticoncepción ha sido aceptada sin discusión. ¡Ya no! Cada vez más mujeres abandonan los contraceptivos hormonales. Ya no están contentos con los efectos secundarios que van desde levemente molestos hasta la muerte, los hombres y las mujeres buscan una mejor manera de controlar su fertilidad. No solo se receta la anticoncepción para fines de planificación familiar, sino también, cada vez más, para fines no anticonceptivos. ¿Vale la pena? Mary Claire Lacrue, de Verily Magazine no piensa así. Hace cuatro años, su médico le recetó la píldora para tratar su acné adulto. Ella dice, “No fue hasta más tarde que empecé de cuestionar mi tratamiento. Un amigo me relató cómo los métodos de conocimiento de fertilidad le habían ayudado a comprender y manejar su salud reproductivo y hormonal. Su alternativa de tomarse una píldora me interesó mucho, así que seguí sus consejos y empecé a hacer mis propias investigaciones.” Lo que encontró la sorprendió. Llegó a la conclusión de que aunque se recetan muchísimo la píldora y otros contraceptivos artificiales, rara vez son las mejores opciones.

¿Por qué es diferente la PFN?

Si La Iglesia se opone a los contraceptivos artificiales, seguro que quiere que las parejas tengan el mayor número de hijos que sea posible sin tener en cuenta la salud, seguridad, finanzas etc! La verdad, no es el caso. La Iglesia enseña que las parejas necesitan practicar la “paternidad responsable”. Humanae Vitae, un encíclica papal muy breve escrito por El Papa Pablo VI, afirma “En relación con las condiciones físicas, económicas, psicológicas y sociales, la paternidad responsable se pone en práctica ya sea con la deliberación ponderada y generosa de tener una familia numerosa ya sea con la decisión, tomada por graves motivos y en el respeto de la ley moral, de evitar un nuevo nacimiento durante algún tiempo o por tiempo indefinido.” (HV, #10) El matrimonio no es tan solo una unión civil entre un hombre y una mujer sino también un sacramento. Un sacramento es una expresión concreta de Cristo en el mundo.” Lo que esto significa es que el amor compartido entre los esposos es una expresión pública del amor de Cristo. Su amor para nosotros es generoso y eterno, así como el amor que se expresan los esposos el uno para el otro en el matrimonio. El sexo es un don de Dios, una manera especial de expresar un amor tan profundo que necesita ser demostrado. La planificación natural familiar celebra, respeta y está en función con nuestros cuerpos y el don de Dios en nuestros matrimonios. Los beneficios de usar la PFN van más allá del espacio entre cada hijo– también existen beneficios de salud, beneficios espirituales, y beneficios relacionales que los esposos podrán disfrutar.


¿Qué exactamente es la PFN?

La Planificación Familiar Natural (PFN) es un término general para varios métodos que observan los signos de fertilidad de la mujer. Los esposos pueden leer estos datos y usarlos para lograr o evitar el embarazo y identificar y tratar varios problemas médicos. La Iglesia no quiere causarnos problemas - sólo quiere lo mejor para nosotros. Le recomendamos que lea más y aprenda por qué la PFN es la mejor opción para su matrimonio.